Saltar al contenido

Cerrar aplicaciones en MacBook: trucos rápidos

En este artículo, te presentaremos algunos trucos rápidos para cerrar aplicaciones en MacBook. Si eres usuario de una MacBook, seguramente sabrás que la gestión de aplicaciones es una tarea fundamental para garantizar un funcionamiento óptimo de tu dispositivo. Al cerrar las aplicaciones correctamente, liberamos recursos y evitamos que se consuma innecesariamente la batería de nuestro MacBook.

Con el objetivo de brindarte una guía práctica, vamos a mostrarte varios métodos para cerrar aplicaciones en tu MacBook de forma sencilla y rápida. A continuación, te presentaremos los trucos que te ayudarán a cerrar aplicaciones en tu MacBook de manera efectiva y ahorrar recursos.

Antes de empezar, es importante recordar que los atajos de teclado pueden variar según la versión del sistema operativo de tu MacBook. Asegúrate de tener la última versión actualizada en tu dispositivo para aprovechar al máximo estos métodos de cierre de aplicaciones.

Tabla de Contenido

Usando el atajo de teclado Command + Q:

El método más sencillo y rápido para cerrar una aplicación en MacBook es utilizando el atajo de teclado Command + Q. Este atajo cerrará la aplicación activa de forma inmediata. Simplemente debes asegurarte de tener la ventana de la aplicación seleccionada y presionar las teclas Command + Q al mismo tiempo.

Es importante destacar que, al utilizar este atajo, la aplicación se cerrará sin guardar los cambios que hayas realizado. Por lo tanto, es recomendable que guardes tu trabajo antes de utilizar este atajo de teclado.

Además, este método es especialmente útil cuando deseas cerrar una aplicación que se ha congelado o dejó de responder. Al utilizar el atajo Command + Q, finalizarás la aplicación de forma rápida y evitarás tener que reiniciar tu MacBook.

Utilizando el menú de la aplicación:

Otra forma sencilla de cerrar aplicaciones en tu MacBook es utilizando el menú de la aplicación. Para hacerlo, simplemente debes seguir estos pasos:

1. Haz clic en la pestaña de la aplicación en la barra de menú superior de tu MacBook.

2. Selecciona la opción “Salir” o “Cerrar” en el menú desplegable.

3. La aplicación se cerrará de forma inmediata.

En algunos casos, es posible que la opción para cerrar la aplicación no aparezca en el menú desplegable. Esto puede ocurrir cuando la aplicación se encuentra en segundo plano y no tiene ninguna ventana abierta en ese momento. En este caso, simplemente puedes utilizar el atajo de teclado Command + Q que mencionamos anteriormente.

Cerrando aplicaciones desde el Dock:

El Dock es la barra de aplicaciones ubicada en la parte inferior de la pantalla de tu MacBook. Desde allí, también puedes cerrar aplicaciones de forma rápida y sencilla. Para cerrar una aplicación desde el Dock, simplemente debes seguir estos pasos:

1. Ubica el ícono de la aplicación que deseas cerrar en el Dock.

2. Haz clic derecho en el ícono de la aplicación.

3. Selecciona la opción “Cerrar” en el menú contextual que se despliega.

4. La aplicación se cerrará inmediatamente.

Este método es especialmente útil cuando tienes varias aplicaciones abiertas y deseas cerrar rápidamente una en particular. Además, también puedes utilizar el atajo de teclado Command + Q mencionado anteriormente cuando haces clic derecho en el ícono de la aplicación en el Dock.

Utilizando el Monitor de Actividad:

El Monitor de Actividad es una herramienta de macOS que te permite monitorear y controlar los procesos en ejecución en tu MacBook. Desde allí, también puedes cerrar aplicaciones que estén consumiendo muchos recursos o que se hayan quedado colgadas. Para cerrar una aplicación desde el Monitor de Actividad, sigue estos pasos:

1. Abre el Monitor de Actividad desde la carpeta “Utilidades” en la carpeta “Aplicaciones”.

2. Selecciona la pestaña “CPU” en el Monitor de Actividad.

3. Busca la aplicación que deseas cerrar en la lista de procesos.

4. Haz clic en la aplicación y luego en el icono de la “X” en la barra de herramientas superior.

5. Confirma la acción y la aplicación se cerrará inmediatamente.

El Monitor de Actividad es una herramienta muy útil para aquellos casos en los que una aplicación está consumiendo una gran cantidad de recursos o simplemente no responde. Sin embargo, es importante utilizarla con precaución, ya que cerrar procesos incorrectos puede afectar el funcionamiento normal de tu MacBook.

En conclusión, cerrar aplicaciones de forma adecuada en tu MacBook es fundamental para garantizar un buen rendimiento y ahorrar recursos. En este artículo, te hemos presentado varios trucos rápidos para cerrar aplicaciones en tu MacBook, utilizando atajos de teclado, el menú de la aplicación, el Dock y el Monitor de Actividad. Esperamos que esta guía te haya sido útil y que puedas aprovechar al máximo tu MacBook.

Ainhoa García López

Enamorada de la tecnología y del deporte, correr es apasionante, pero todo lo relacionado con Internet, Vpn y Tecnología es mi devoción.

Ainhoa García López
Últimas entradas de Ainhoa García López (ver todo)